uso del barbijo desechable lasante

Barbijos Desechables

El uso de los Barbijos Desechables

El uso de barbijos desechables no es exclusivo de las clínicas, ahora es común que la gente por iniciativa propia decida usarlo cuando tiene alguna enfermedad viral, como un resfriado. Los barbijos o tapaboca desechables evitan que los fluidos puedan pasar de una persona a otra por el simple hecho de respirar, hablar o estornudar. El uso de éstos, puede evitar el contagio de enfermedades graves que pueden representar un problema de salud pública.

Si vamos a visitar a algún enfermo en un hospital, si éste está en cuidados intensivos, suele pasar que nos piden usar barbijos después de lavarnos las manos debidamente. Estas personas están en riesgo de contagio y tienen vulnerabilidad inmunológica, y cualquier agente externo que no pueda enfrentar, puede llevar a agravar su afección.

En las clínicas, hospitales y consultorios odontológicos es de carácter obligatorio el uso de barbijos, pues actúa como una barrera protectora entre el paciente y su tratante. Los barbijos cubren la parte de la boca y nariz, por donde las personas no solo pueden contraer una infección, sino que pueden también infectar a los demás.

Hay barbijos de doble y triple tela para mayor protección. Los cirujanos en contacto directo con heridas y fluidos tendrán que usar por regla general los más confiables y seguros.

Al utilizar barbijo, es imprescindible usarlo y desecharlo correctamente:

• Póngase el barbijo cuidadosamente de modo que esta cubra la boca y la nariz, y ajústelo ceñidamente para que no haya huecos entre la cara y la mascarilla.
• Procure no tocarlo mientras lo lleva puesto.
• Tan pronto como el barbijo se humedezca, cámbielo por otro que esté limpio y seco.
• No vuelva a usar los barbijos desechables.